Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Poemas de Damianos II

GRECIA PATRIMONIO DE LA
HUMANIDAD


Creyeron los bárbaros,
Que destruyendo el templo,
Erigido en honor de Palas Atenea,
Diosa de la sabiduría, de la belleza,
Y del amor, Grecia sucumbiría,
Dejando de existir el Partenón.

Creyeron que con su sanguinaria saña,
Derribarían los ideales y principios
De un pueblo amante,
De la libertad, la dignidad y la razón,
Pretendiendo sepultar a sangre y fuego,
Su milenaria civilización.

Creyeron que Grecia sometida,
Había perdido ante el funesto arrebato,
Su identidad, su cultura,
Su heroica estirpe, su gloriosa prosapia,
Y su invencible hidalguía,
Con la que luchó.
Jamás creyeron los tiranos,
Que Grecia emergería como el Ave Fénix,
Que de las Cenizas resucitó,
Demostrándole al mundo,
La pujanza en defender su tierra
De la esclavitud,
A la que nunca se sometió.

Bajo el diáfano cielo del Ática ilustre
Se eternizó el santuario,
De la cultura y la civilización,
Con el bronce de los bravíos guerreros,
Que lucharon por los sagrados principios
De la libertad…

Afrodita

Autor: José Antonio Gutiérrez Alcoba 

AFRODITA: FUROR, EROTISMO Y VENGANZA EN EL HIPÓLITO DE EURÍPIDES

Una pregunta necesaria a la estructura trágica consiste en preguntar acerca de sus orígenes, ya que es allí donde se pueden conocer sus causas y aislar algunos rasgos relevantes para realizar una interpretación fundada. Esta pregunta permite también, ir aclarando paulatinamente, a medida que se descubren los hilos secretos que tejen al mito (en tanto que hermenéutica de lo real en su totalidad) en sus múltiples vinculaciones internas, así como su potencia de sentido.

No poseemos tal vez otro camino, que el ascenso esforzado en dirección a su cima. La lectura constante, el análisis comparativo de las obras en sí, el diálogo en torno a ellas, la continua y deseable revisión de obras críticas de investigación que exploran en el género trágico y de modo fundamental la inmersión necesaria con nuestra propia vida, que actualiza el acervo inagotable de enseñanzas espirituales al alcance de q…

Poemas de Damianos I

GRITO SAGRADO

Déjenme ser libre, independiente
Y soberano…
Déjenme volar como el pájaro,
Que no acepta vivir enjaulado

Déjenme ejercer el supremo derecho,
De pensar, escribir, crear y hablar,
Sin temor a ser sometido o encarcelado,
Dentro de la siniestra celda,
De la oscuridad.
Ciego y esclavo.

Déjenme vivir en plenitud,
El derecho inalienable de mi identidad,
Que no acepta imposiciones,
De silenciar el clamor de mi voz,
En pos de la verdad.

Déjenme ser dueño de mis actos,
Que surgen de mi alma, para gozar,
Del don preciado de la libertad,
Y no caer prisionero en manos,
De quienes me quieren hacer callar.

A LOS HERMANOS FILHELENOS

Inmenso es mi honor y enorme mi gratitud,
Hacia los Hermanos Filhelenos,
Admiradores y amantes de la Cultura,
Del Arte, de la Lengua, de la Música,
De la Mitología, de la Danza,
Y de la Historia de la Grecia Eterna.

Amar a Grecia es penetrar en su luminoso
Manantial ilustrado, por su prístina civilización,
Cuna legendaria de su historia épica,
De perenne sabi…

Una lectura diversa sobre el Filoctetes de Sófocles

Autor: José Antonio Gutiérrez Alcoba 

IMPUREZA RITUAL, REINTEGRACIÓN Y HUMANIDAD: UNA LECTURA DIVERSA SOBRE EL FILOCTETES DE SÓFOCLES

“…Los que cultivaban los campos de Metone y Taumacia, y los que poseían las ciudades de Melibea y Olizón Fragosa, y tuvieron por capitán a Filoctetes, hábil arquero, y llegaron en siete naves…mas Filoctetes se hallaba padeciendo fuertes dolores en la isla de Lemnos, donde lo dejaron los aqueos después que lo mordió ponzoñoso reptil. Allí permanecía afligido; pero pronto en las naves, habrían de acordarse los argivos del rey Filoctetes…” Homero. La Iliada Canto II.

Frecuentemente encontraremos que los poetas trágicos extraen buena parte del material de sus dramas, de la tradición épica antecesora recogida y cantada por Homero unos tres o cuatro siglos anteriores a la democracia ática. Algunas de las alusiones tomadas son, como observaremos, bastante pequeñas en su extensión y sintéticas en su concisión temática.

Por ello cada vez que observamos la extrema…

Dos cuentos sobre Diógenes

Un día, estaba Diógenes comiendo un plato de lentejas sentado en el umbral de una casa cualquiera.
No había nada en toda Atenas más barato en comida que el guiso de lentejas.
Dicho de otra manera, comer guiso de lentejas era definirse en estado de la mayor precariedad.
Pasó un ministro del emperador y le dijo:
-¡Ay! Diógenes, si aprendieras a ser más sumiso y a adular un poco al emperador, no tendrías que comer tantas lentejas.
Diógenes dejó de comer, levantó la vista y mirando al acaudalado interlocutor profundamente, le dijo:
-Ay de ti, hermano. Si aprendieras a comer un poco de lentejas, no tendrías que ser sumiso y adular tanto al emperador.

Dicen que Diógenes paseaba por las calles de Atenas vestido en harapos y durmiendo en los zaguanes.
Cuentan que una mañana, cuando Diógenes estaba amodorrado todavía en el zaguán de la casa donde había pasado la noche, pasó por el lugar un acaudalado terrateniente.
-Buen día -dijo el caballero.
-Buen día -contestó Diógenes.
-He tenido una muy bu…