Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2015

Ira tempestuosa

La furia de Aquiles, de Giovanni Battista Tiepolo

Autor: José Antonio Gutiérrez Alcoba

Cuando aquel hombre
Cortó la mano de la belleza
Ensangrentada
Por cuya causa
Dejé mi tierra
Y vine a las manos
Con un pueblo
Extraño
Llegaron al campamento noticias
Que cuerpo con cuerpos mutilados
Agonizaba por su arrojo
Quien causaba mi furor
Y sangraba la hermosa
A manos del temerario
Insolentísimo
Él dijo saber que solo aquel
Quien luche contra las deidades
Su aurora se extinguiría joven
Al punto con su gloria
Se supo de Driante
Quien desafió a Dionisos
Próximo
Supe
Del espartano
Amante del trirreme
Quien perdió su casa
Y honor
Y vine
Por la promesa
Que jamás se cumpliría
Supe de mí
Y no traicioné un voto
Jamás estas manos se mancharon con el icor de una deidad
Y mi furia no fue sacrílega
¿Quien fue Aquiles que tal destino mereciera?
Madre engañada
Ya nunca más una cuita
Ensombrecidos bajo el común pavor
Del troyano
Pero ellos
Los violadores de paladión
Raptados hacia los d…

ÍTACA

Autor: José Antonio Gutiérrez Alcoba


Llegado el día, Icario, su esposa Anfitea junto a sus hijas Penélope e Íftima con modesto séquito portando comedidas dotes, arribaron a la mansión de alta techumbre y pronto al palacio de espacioso pavimento llegaron invitados desembarcados de veleras naves después de atravesar el anchuroso Ponto cargados con ricos presentes. Laertes y Anticlea, ilustres anfitriones, les dieron lugar en amplias moradas poniendo a sus órdenes moderada servidumbre dirigida por su hija menor Ctímene y por Euriclea, esclava adquirida para su hijo por Laertes. Vinieron por mar y por tierra, y durante tres días que duró la boda, la adusta ciudad se llenó de tumultuosa alegría, los aedos traídos por los visitantes organizaron certámenes musicales en el lugar reservado a los oradores se organizó una procesión ceremonial para vestir a la deidad de ojos de lechuza con un peplo bordado en hilo de lino. El don de Dionisos corrió en abundancia por tus anchurosas calles. Entonces Laertes quien…

ALCIBÍADES LAPPAS

Siento el deber de mencionar a STAVROS MIJALAKAKIS,  antes de comenzar a hablar de Alcibíades Lappas, pues fue en los relatos de Stavros donde encontré los primeros datos de interés, aunque en honor a la verdad también debo decir que algunos datos indicados no fueron asentidos por los familiares del Sr Lappas que consulté.
Nacido en Epiro llegó a la Argentina en 1880, podemos decir con seguridad que fue uno de los primeros griegos en llegar, con su oficio de orfebre, propio de su lugar de nacimiento, pues en Epiro o se era orfebre o peletero. 
En 1887 fundó PLATA LAPPAS, en la localidad de once, comenzó fabricando objetos de higiene personal, como por ejemplo frascos para guardar algodones, prosperó a fuerza de trabajo, astucia y creatividad, incorporando una sección de galvanoplastia e incursionó en la fabricación de artículos de mesa como bandejas, fuentes y cubiertos.
Nos cuenta Stavros que en el año 1917 Lappas se reunió con el presidente Irigoyen para entregarle en calidad de présta…

Conflicto en Grecia

Los griegos de nuestra región: vivir acá pero sufrir y rezar por su segunda patria La crisis griega es seguida por la colectividad helénica local, donde cientos de familias viven pendientes de la suerte que empezará a correr en el país del Mediterráneo a partir del referéndum 05 de Julio de 2015| 02:32
Grecia está muy lejos de Berisso pero en la sede de la colectividad helénica local, un salón amplio decorado con cintas celestes y blancas que serpentean en lo alto, las distancias se desvanecen y quienes van y vienen por el lugar nada parecen saber de fronteras o lejanías. Al contrario: mientras a unos 12 mil kilómetros las calles de Atenas esperan el referéndum con los bancos cerrados desde hace días y con colas kilométricas de jubilados ante los pocos cajeros que aún tienen algo de dinero, en una postal que recuerda lo peor de crisis argentina de 2001, entre los griegos locales las distancias se acortan a fuerza de ansiedad y preocupación y, si bien se ensayan bailes típicos o se organi…

OXI

ΌΧΙ
Hoy, Grecia, busca y encuentra su dignidad humana. Como el mítico mar azul con toda su fuerza y toda su belleza. El mar que contiene innumerables gotas de agua.
De pronto surge una ola como una tempestad y algunas gotas se separan -durante un tiempo-, del mar. Se van a una nube, al río, al hielo de un glaciar. Sea como fuere, independientemente de su circunstancia, la gota tiene ese deseo de volver al mar. Tiene ese deseo de llegar a casa. El pueblo griego tiene este deseo. Y hará lo imposible para regresar a su origenrepublicano. Su raíz. Tiene el deseo de recuperar la dignidad humana que nunca perdió. El derecho de decidir soberanamente. Que a nadie debería ser negado. Lucha y agonía es su destino. Grecia, atravesará la tempestad porque la luz de la esperanza es poderosa. Siempre.HOY,GRECIA, ERGUIDA, DICE ¡NO! Y el viento de la gracia sopla una vez más. Esperando ser tomada otra vez por el amor, como por una marea.
JORGE ANAGNOSTÓPULOS