Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Nota para nuestros amigos

Estimados amigos:

En este momento hemos decidido cancelar el Concurso Literario La pequeña Grecia 2017. Las personas que ya habían enviado sus trabajos serán avisadas de forma personal por el editor de esta página, Sócrates Tsokonas, mediante un correo electrónico. Lamentamos cualquier molestia derivada de este hecho. Asimismo, hemos hecho una especie de corte de cuenta. Veremos de publicar un par de trabajos muy buenos que nos hicieran llegar personas amigas de este blog de filohelenismo.

En todo caso, les enviaremos el premio que teníamos estipulado para estas personas.

Muchas gracias.
Seguimos en contacto.

Atentamente,
Sócrates Tsokonas

Blog filohelénico
La pequeña Grecia
Centro de formación helénica
Caracas, Venezuela





Diálogo sobre Edipo, el devenir y el alma

Título: "Diálogo con Alétheia sobre Edipo, el devenir y el alma (Parte III)" Autor: Alejandro Miñano (http://animasmundi.wordpress.com)  Contacto para consultar al autor: calipso23@hotmail.com 
Me adentré por una playa desierta del Cabo de Gata (Almería). Sentía el sol rozar mi piel, el aroma del mar embriagaba todo mi entorno y las lánguidas olas  parecían querer susurrarme algo. Me senté y miré al horizonte. Sentí el palpitar de la naturaleza próximo a mí. Empecé a relajarme  y me quedé dormido, en un profundo sueño. Durante el sueño mi alma viajó hacia los dioses y encontré la Verdad (Alétheia) y la Justicia (Díke). Conversé  con los dioses y hablé con Alétheia (literalmente la palabra significa “aquello que no está oculto“, “aquello que es evidente“, lo que es verdadero) y Díke (la personificación de la justicia). Aquí está el corpus de la conversación íntegra que tuve con Alétheia, que se materializó ante mí como sacerdotisa y que tengo el placer de compartir con todos…

La metafísica en Edipo (Parte II)

Texto enviado desde el blog ANIMAS MUNDI: https://animasmundi.wordpress.com/2017/09/01/la-metafisica-en-edipo-parte-ii/

Cuando observamos una cascada de agua precipitándose por la montaña, en algunos tramos, se forman pequeños remolinos que de momento parecen retroceder en sentido contrario a la corriente; pero sin embargo, todo el caudal del agua, incluido los remolinos, son arrastrados por el impulso del torrente hacia delante con la fuerza de la corriente. La imagen de la cascada me recuerda al eterno problema del ser humano: el devenir. En el ámbito filosófico el devenir significa el ser como proceso, todas las maneras de llegar a ser, el cambio, el acontecer, el ir siendo, el movimiento. Además del contexto filosófico de la palabra, debo añadir que, para mí, el devenir es evolución, es ir hacia delante y dejar que las cosas sigan su curso, como esa cascada de agua precipitándose por la montaña, de la misma manera que también evolucionamos movidos por la irresistible fuerza del L…

El mito de Edipo (Parte I)

Edipo era hijo de Layo, rey de Tebas. Un oráculo había vaticinado que Edipo mataría a su padre y se casaría con su madre. Layo, para evitar su destino, abandonó a su hijo recién nacido en el monte Citerón después de perforar y atar sus tobillos  (Edipo significa “pie inflamado”) con el beneplácito de su esposa Yocasta. El niño sobrevivió y fue acogido por el rey de Corinto, Pólibo. Ya adulto, el oráculo de Delfos le reveló la maldición que pesaba sobre él y le aconsejó que se exiliara lo más lejos posible de su patria. Edipo abandonó Corinto siguiendo las indicaciones del oráculo. Sin embargo, Edipo tuvo un enfrentamiento en el camino con un hombre al que mató: aquel hombre era su padre biológico, Layo. Sin saber que había llegado a su verdadera patria, Edipo se adentró en la región de Tebas, donde un monstruo cruel, la Esfinge, devoraba a cuantos caminantes topaban a pasar por sus dominios después de plantearles unos enigmas que eran incapaces de responder. Edipo supo resolverlo: “¿…