Ir al contenido principal

Haris Alexiou, una breve reseña

Haris AlexíouApareció en la escena musical griega a principios de la década de 1970. Su carismática voz, combinada con un modo único de actuar y una fuerte presencia escénica, la llevaron muy pronto a lo más alto. Ha cultivado la música popular y tradicional griega, sin renunciar a otras formas artísticas.

El primer paso importante de su carrera fue su participación junto a George Dalaras en el álbum Mikra Asia (Asia Minor) escrito por Apostolos Caldaras y Pythagoras en 1972. Se convirtió en un álbum histórico, el mayor éxito de la década de 1970, y fue legítimamente incluido en la lista MINOS-EMI’s 100 Greatest Hits of the Century.

En 1975, publica su primer álbum personal 12 ‘Laika’ Songs. Una de las canciones de este álbum, Dimitroula, se convierte en un clásico de todos los tiempos. El mismo año, aparece en los locales nocturnos de Plaka, imponiendo una nueva forma de presentar canciones, completamente diferente de la de los grandes clubes nocturnos convencionales. Es el primer año después de la caída de la junta militar, una época para las canciones políticas y el resurgimiento de las canciones "rebetika", y Haris Alexiou canta canciones tradicionales, baladas, canciones modernas, canciones populares y rebetika.

Durante largos períodos de tiempo, aparece con George Dalaras, Dimitra Galani, Basilis Papakonstantinou y Yannis Parios. Obtiene grandes éxitos en sus conciertos en estadios y teatros, con canciones escritas por autores griegos como Mikis Theodorakis. Su popularidad alcanza su cima. Desde entonces, es conocida como Haroula de Grecia.

Ha grabado más de treinta álbumes propios, ha participado en álbumes de otros artistas, tanto famosos como jóvenes prometedores, y ha estado siempre atenta a los nuevos caminos abiertos por la música. En 2000 funda su propia compañía de discos, Estia, para producir todas sus futuras iniciativas discográficas. Edita el álbum Strange Light, donde se encuentra de nuevo con compositores con los que ha trabajado y cosechado éxitos en el pasado.

Haris Alexiou viaja y enseña al mundo el sentimiento de la canción griega. Ella cree firmemente que la canción griega, por medio de sus poetas y compositores, la ha enseñado a amar y entender mejor la historia y la cultura de su país.

Fuente: Liliana Salgado Alarcón

¿Qué le gustaría ver más seguido en nuestra página?