Ir al contenido principal

Poemas de Damianos II

Mykonos

GRECIA PATRIMONIO DE LA
HUMANIDAD


Creyeron los bárbaros,
Que destruyendo el templo,
Erigido en honor de Palas Atenea,
Diosa de la sabiduría, de la belleza,
Y del amor, Grecia sucumbiría,
Dejando de existir el Partenón.

Creyeron que con su sanguinaria saña,
Derribarían los ideales y principios
De un pueblo amante,
De la libertad, la dignidad y la razón,
Pretendiendo sepultar a sangre y fuego,
Su milenaria civilización.

Creyeron que Grecia sometida,
Había perdido ante el funesto arrebato,
Su identidad, su cultura,
Su heroica estirpe, su gloriosa prosapia,
Y su invencible hidalguía,
Con la que luchó.
Jamás creyeron los tiranos,
Que Grecia emergería como el Ave Fénix,
Que de las Cenizas resucitó,
Demostrándole al mundo,
La pujanza en defender su tierra
De la esclavitud,
A la que nunca se sometió.

Bajo el diáfano cielo del Ática ilustre
Se eternizó el santuario,
De la cultura y la civilización,
Con el bronce de los bravíos guerreros,
Que lucharon por los sagrados principios
De la libertad, la justicia,
Y la emancipación.

HOMBRE, PADRE, AMIGO…
QUERIDO HIJO……


El día que me veas ingresar,
En el fortuito designio de ser mayor
Y no ser el que era,
Ten paciencia, entendimiento y piedad.

Si comiendo me ensucio,
O no puedo vestirme como lo hacía,
Por ser el castigo de la ancianidad,
Recuerda que en la vida
Todo lo he dado con sacrificio
Por verte un hijo honrado,
En la sociedad.

Deseo que me escuches,
No me desaires, ni me refutes
Y no me hagas callar,
Si algún consejo te quiero dar
No te burles de mis principios
Que te prodigo,
Con mi amor paternal.

Si pierdo la memoria,
Dame tiempo para recordar,
Deseo estar contigo
Para poderte escuchar,
No importa si mi voz,
Entrecortada y ronca,
No me deja expresar,
Hablará mi sentimiento
De amor y amistad.

Si mis piernas cansadas,
Tiendo a arrastrar
Dame el sostén de tu brazo fraterno,
Que me dará fuerza en la vida,
Para seguir un poquito más.

Y si llegara el día
Que tengamos que separarnos,
Por designio natural,
No temas, seguiré a tu lado
Para guiarte con mi amor paternal
Protegerte y decirte,
¡Hijo mío!, sigue adelante,
Con honor y dignidad.

MUJER, MADRE, ESPOSA……

Creación divina, sublime y especial,
Misión apasionada maternal,
Ha cargado en sus hombros
El peso del mundo,
Que le legó su natalidad.

Suave, tierna y sutil
Aferrada a su fuerza interior,
Que estoicamente soporta
El alumbramiento de un hijo
Milagro viviente,
De su majestuosa personalidad.

Perseverante, aguerrida e incondicional
Absorbe el llanto, el dolor
Y la adversidad,
Y con su ilimitado cariño,
De ternura celestial
El perdón otorga,
Para a nadie lastimar.

Su excelso amor no tiene respiro,
Y si una lágrima
De su sutil mejilla deslizara,
Es el agua bendita
Que de amor, cariño e idolatría,
Nos bendecirá.

PENSAR EN GRECIA

Cierro los ojos y me sumerjo,
En un divino sueño,
Me veo en mi viejo pueblo,
Un lugar de colorido intenso,
Perfil de mi raza y terruño eterno.

Es convivir con el sueño,
Que cada día me despierta,
Con un admirable recuerdo
Donde la nostalgia me impone,
El sentir un gran anhelo.
De encontrarme en el suelo,
De mis desvelos.

Mi memoria rememora,
A los patriotas y lugareños,
Que han dejado en mi aldea,
El espíritu heleno,
Luminoso y fecundo,
Habitado por parientes y amigos,
Cuyo afecto, olvidar no puedo.

Su inmenso caudal de gloria,
Atesorado por la riqueza,
De una herencia que llevamos adentro,
Y que nos insta a mantener,
El culto de nuestras tradiciones,
Que profesamos fervientemente
a pesar del paso
del tiempo.

“POR SIEMPRE AMIGOS”

No puedo darte soluciones
Para todos los problemas de tu vida,
Ni tengo respuestas
Para tus dudas o temores,
Pero sí puedo escucharte,
Compartiendo contigo,
Tus tribulaciones.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro,
Pero sí puedo, para cuando me necesites,
Estar a tu lado
Para alentarte y estimularte
Con la sinceridad de mi alma pura.

No puedo evitar que tropieces,
Pero si puedo, darte mi mano
Para que te sujetes y no caigas, abrupto,
Y sin sentido desplomado,
Yo te ayudaré y estaré a tu lado.

No juzgo tus decisiones,
Pero sí puedo, apoyarte y ayudarte
Para que el éxito y el triunfo,
Concuerden con el anhelo profundo,
De tus ilusiones.

Si algún sufrimiento te aqueja,
Y te parte el corazón,
Te daré mi sentimiento de amor,
Aceptándote como eres
Y ser tu buen amigo en toda ocasión,
Solamente basta que me quieras,
Como amigo del alma,
Y yo te daré mi corazón.

MIENTRAS HAYA…

Mientras haya unos ojos
Que reflejan los ojos
Que los miran…

Mientras respondan
Tus labios suspirando,
A los labios que suspiran…

Mientras sentirse puedan
En un beso,
Dos almas confundidas…

Mientras exista
Una mujer hermosa,
Que sienta,
Un corazón que palpita…

Mientras haya un alma,
Que sienta la esperanza
Y la alegría de la vida..,
Entonces si, ¡habrá Poesía!

tadamianos@hotmail.com
Taso Damianos
Poeta-Escritor-Periodista