Ir al contenido principal

Se silenciaron

Santa Sofía

A mi querido amigo Adamantios

Nace con nuestra raza
Y es la más sublime expresión,
De la belleza del corazón
Magnifica conexión espiritual,
Que escapa a lo tradicional.

Son sus ramas, la antigua, la épica,
La lirica, la clásica y la contemporánea,
Excelsos testimonios del sentir humano
Obras maestras que nos llenan el alma.

Gigantes de la literatura, nos dejaron
Su arte y su inspiración,
Y llenaron nuestra vida
De selecta educación.

Refulgentes espejos cristalinos
De la civilización Universal,
Rindo mi solemne homenaje
Hacia estos prohombres,
Que nos iluminaron con su genialidad.

Canta…Canta…

Canta…Canta mi querida Grecia
Canta bajo los acordes musicales
De la lira de Orfeo,
Que hasta los dioses mitológicos
Con sus notas se estremecieron…

Canta…Canta y baila las danzas
Que a tu idiosincrasia ungieron
El Jasápiko, el Rempétiko
Y Zorba el griego,
Al compás del ritmo que entronizó
El arte de tu música,
Magia que desborda el sentimiento…

Canta…Canta mi querida Grecia,
Que mientras corra por tus venas
La sangre de Milciades y Leonidas
E inextinguible tu sabiduría,
Que te hizo universal,
Maestra serás, la Patria Inmortal,
Del mundo entero…

Se silenciaron…

Se Silenciaron
Las campanas de la Catedral de Santa Sofía,
Símbolo Ecuménico de la Cristiandad
Milenario monumento erigido,
En honor de la ORTHODOXIA.

Se silenciaron
Las campanas de la Catedral de Santa Sofía,
Cuando los turcos la ultrajaron
Cundió la barbarie y sin piedad la mutilaron
Tratando, en vano, de borrar todo vestigio
Del sagrado culto,
Que nuestros antepasados nos legaron

Se silenciaron
Las campanas de la Catedral de Santa Sofía
Al islam, los turcos la convirtieron
Mostrando con este atropello,
El odio, la bestialidad y la falta de respeto
Que tienen hacia nuestro credo.

Se silenciaron
Las campanas de la Catedral de Santa Sofía,
No saben que jamás podrán silenciar
Las campanas de la ORTHODOXIA
Que tañen dentro nuestro,
Y que con más intensidad, anuncian
Que jamás dejarán de repicar.


Taso Damianos
Poeta Escritor

Entradas populares de este blog

La tragedia Agamenón de Esquilo

Esta temible tragedia griega se representó en el año 458 a.C. en las fiestas Dionisias de Atenas, donde obtuvo el primer premio. Pertenece a la trilogía llamada la Orestíada; aunque en principio era una tetralogía, pues contaba con el drama satírico Proteo.

Su argumento es el siguiente:

Un atalaya que custodia el palacio real de Agamenón en Argos, lleva aguardando mucho tiempo por la señal luminosa que le transmitirán otros vigías; haciéndole saber no solamente a él sino a todos los argivos, los ciudadanos de Argos, si la ciudad de Troya ha sido tomada ya por los aqueos, quienes hace 10 años salieron en la expedición para vengar la afrenta que recibieran ellos por causa del príncipe Paris, quien con el consentimiento de Helena, esposa de Menelao y reina de Esparta, decide llevársela consigo a Troya, por lo que se origina toda la guerra y el conflicto bélico entre griegos y troyanos.

El episodio del décimo año de esta guerra nos es narrado por Homero en la Ilíada.

Clitemnestra será …

Civilización Micénica

La civilización micénica es una civilización prehelénica del Heládico reciente (final de la Edad del Bronce). Obtiene su nombre de la villa de Micenas, situada en el Peloponeso.


Tabla de Contenidos

Historia del descubrimiento
Cronología
Origen de los micénicos
Organización política
El mundo micénico
Los estados de Pilos y Cnosos
Sociedad
Economía
Agricultura
Industria
Comercio
Religión
Arquitectura
Las fortalezas
Hábitat
Los palacios micénicos
Arte y artesanía
Cerámica
Escultura
Pintura
Armas
Prácticas funerarias
Decadencia
Bibliografía

Historia del descubrimiento Esta civilización fue descubierta a finales del siglo XIX por Heinrich Schliemann quien hizo excavaciones en Micenas (1874) y Tirinto (1886). Schliemann cree haber encontrado el mundo descrito por las epopeyas de Homero, la ''Ilíada'' y la ''Odisea''. En una tumba micénica descubre una máscara que denomina «máscara de Agamenón». Igualmente se bautiza como «palacio de N…

Origen de la Barbarie