Ir al contenido principal

Ira tempestuosa


                                  
La furia de Aquiles, de Giovanni Battista Tiepolo


Autor: José Antonio Gutiérrez Alcoba

Cuando aquel hombre
Cortó la mano de la belleza
Ensangrentada
Por cuya causa
Dejé mi tierra
Y vine a las manos
Con un pueblo
Extraño
Llegaron al campamento noticias
Que cuerpo con cuerpos mutilados
Agonizaba por su arrojo
Quien causaba mi furor
Y sangraba la hermosa
A manos del temerario
Insolentísimo
Él dijo saber que solo aquel
Quien luche contra las deidades
Su aurora se extinguiría joven
Al punto con su gloria
Se supo de Driante
Quien desafió a Dionisos
Próximo
Supe
Del espartano
Amante del trirreme
Quien perdió su casa
Y honor
Y vine
Por la promesa
Que jamás se cumpliría
Supe de mí
Y no traicioné un voto
Jamás estas manos se mancharon con el icor de una deidad
Y mi furia no fue sacrílega
¿Quien fue Aquiles que tal destino mereciera?
Madre engañada
Ya nunca más una cuita
Ensombrecidos bajo el común pavor
Del troyano
Pero ellos
Los violadores de paladión
Raptados hacia los dioses
Y aquel
Dos veces nacido
Como bienaventurado
Dime
Cual falta
Me condenó a la nada
Rey de sombras y espectros
Cuál justicia estuvo por encima
Del cronida
Lo supimos, dime por qué
¿Acaso con esto no se hizo más grande nuestra incertidumbre?
Cruel el manto de la mortaja
Zeus de suyo locuaz se calla
Quien explica, dame una razón.
Ellos combatirán contra Persia sobre la llanura de Marathon
Sobre rugientes aguas en Salamina
Volverán contra Tebas
Templos y oráculos les serán consagrados
En las siete colinas
Donde estaba Aquiles, lejos del furor venturoso de los combates
Lejos del dolor parturiento de los trágicos
Sin trofeo, sin amor
¿Esta era toda la gloria
Ser el pavor puro, el ser temido?

Jamás volvería
Olvidado por todos
Solo, aquí entre inanes cabezas
Me retiene Hades en el subsuelo de Troya
Cobrando la prez de un calvero arrasado
que ni aun Eneas codicia
No, no fue por Briseida
No por Patroclo
A Zeus reclama mi vida
Ninguna ley de hombres ni de Dioses me acusaba a la amnesia universal
Al ostracismo
Esta es la ira tempestuosa de mi ser contra Dios
Y hasta tanto no pague mi injusta condena
Con su vida
No cesará contra él.




Comentarios

Entradas populares de este blog

La tragedia Agamenón de Esquilo

Esta temible tragedia griega se representó en el año 458 a.C. en las fiestas Dionisias de Atenas, donde obtuvo el primer premio. Pertenece a la trilogía llamada la Orestíada; aunque en principio era una tetralogía, pues contaba con el drama satírico Proteo.

Su argumento es el siguiente:

Un atalaya que custodia el palacio real de Agamenón en Argos, lleva aguardando mucho tiempo por la señal luminosa que le transmitirán otros vigías; haciéndole saber no solamente a él sino a todos los argivos, los ciudadanos de Argos, si la ciudad de Troya ha sido tomada ya por los aqueos, quienes hace 10 años salieron en la expedición para vengar la afrenta que recibieran ellos por causa del príncipe Paris, quien con el consentimiento de Helena, esposa de Menelao y reina de Esparta, decide llevársela consigo a Troya, por lo que se origina toda la guerra y el conflicto bélico entre griegos y troyanos.

El episodio del décimo año de esta guerra nos es narrado por Homero en la Ilíada.

Clitemnestra será …

Civilización Micénica

La civilización micénica es una civilización prehelénica del Heládico reciente (final de la Edad del Bronce). Obtiene su nombre de la villa de Micenas, situada en el Peloponeso.


Tabla de Contenidos

Historia del descubrimiento
Cronología
Origen de los micénicos
Organización política
El mundo micénico
Los estados de Pilos y Cnosos
Sociedad
Economía
Agricultura
Industria
Comercio
Religión
Arquitectura
Las fortalezas
Hábitat
Los palacios micénicos
Arte y artesanía
Cerámica
Escultura
Pintura
Armas
Prácticas funerarias
Decadencia
Bibliografía

Historia del descubrimiento Esta civilización fue descubierta a finales del siglo XIX por Heinrich Schliemann quien hizo excavaciones en Micenas (1874) y Tirinto (1886). Schliemann cree haber encontrado el mundo descrito por las epopeyas de Homero, la ''Ilíada'' y la ''Odisea''. En una tumba micénica descubre una máscara que denomina «máscara de Agamenón». Igualmente se bautiza como «palacio de N…

Origen de la Barbarie